(cOsAsDiveRTIdAs:220075) * Las Personas #2

* Las Personas #2

Ming Gua es el número del destino y gobierna entre otras cosas nuestra compatibilidad de pareja. Son personas #2 las mujeres nacidas en los años 1942, 51, 60, 69, 78, 87, 96 y 2005; también los hombres nacidos en 1944, 53, 62, 71, 80, 89, 98 y 2007.
Las personas #2 pertenecen al elemento Tierra, más específicamente a la idea de "madre tierra". La tierra sostiene y nutre y esa es básicamente tu tendencia con respecto a los demás: nutricia, contenedora, estable. En el lado positivo, los #2 son básicamente gente de buen corazón que instintivamente buscan sacar lo mejor de las personas que las rodean. Aún cuando alguien se comporta mal con ellos, saben perdonar y siempre dan una segunda oportunidad. Son solícitos y atentos y nunca le niegan una mano a quien la solicita o necesita. Bono, el cantante de U2 dos veces nominado al premio Nobel de la Paz, es un #2.
Para el trabajo son diligentes y meticulosos, no dejan nada librado al azar y están pendientes de todos los detalles para asegurar que el resultado de su labor sea el esperado. Tienen una gran inteligencia práctica para solucionar problemas y difícilmente se dan por vencidos, pues internamente saben que pueden encontrar los recursos y la manera de superar los obstáculos que se les presenten.
Cuando están en su lado negativo, esa misma tendencia a estar en todos los detalles y tratar de que las cosas salgan a la perfección los torna un poco fastidiosos. Se vuelven demasiado exigentes con las personas a su cargo y el afán por que todo salga de acuerdo con sus planes los pone en un estado de agitación y ansiedad casi permanente. En los peores casos (no siempre ocurre), las personas #2 se tornan excesivamente conservadoras y se obstinan en mantener sus rutinas y formas de actuar a toda costa. Entran en una zona de comodidad de la cual se niegan tozudamente a salir y así pierden oportunidades importantes. Otra alternativa de comportamiento es que se vuelvan demasiado complacientes, siendo incapaces de decir a nada que no y dejándose llevar e influenciar sin resistencia alguna por las fuerzas del entorno y del destino.
 
        
  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada